Mujeres africanas, arte y feminismo.

Posted by Maria Angeles Lorenzo in Agencia

África es el segundo continente más poblado del mundo y  las mujeres constituyen el 51% de la población total y un 11% de la población femenina mundial.

La situación de la mujer africana está marcada por un antes y un después del colonialismo. Contaba Chimamanda Ngozi Adichie hace exactamente un año en Barcelona que “en la historia de África antes de colonialismo la gente era más compleja y los roles de género en algún sentido eran mejores; obviamente los hombres eran más poderosos, pero las mujeres tenían poder. Pero el colonialismo llegó con el cristianismo, y lo que fue importado a África occidental que es lo que conozco, fue una idea terrible de la sublevación de la mujer”  Continúa diciendo Ngozi que “le enseñaron a África que el lugar de la mujer era la cocina y la cama, lo que en mi tierra por ejemplo, en Nigeria, era una idea extranjera. De donde yo vengo las mujeres hacían los negocios”.  “El colonialismo fue una dictadura devastadora” explicó Ngozi.

El avance de la mujer africana está limitado por la discriminación que vive con respecto al libre acceso y ejercicio de sus derechos económicos, lo que tiene influencia directa en su autonomía y condiciona su economía: África refleja claramente la feminización de la pobreza. Aún así y pese a la brecha que separa a hombres y mujeres, las mujeres africanas mantienen el 90% de la economía informal, producen el 80% de los alimentos y sustentan a más del 40% de las familias del continente.

Dentro de los imperativos masculinos, enmarcados en el aspecto “tradicional-cultural” nos encontramos con una práctica salvaje y discriminatoria que se realiza en 30 países del continente africano: la Mutilación Genital Femenina (MFG).  Esta práctica se basa en tradiciones profundas o creencias religiosas y culturales que “aseguran que las chicas se mantengan vírgenes hasta su matrimonio” y “evita comportamientos inmorales.”

Practicada mayoritariamente en menores (la edad para sufrir esta práctica varía desde unos pocos días de vida a los 20 años) viola sus derechos humanos y sanitarios, el derecho a no ser torturada ni a recibir tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que los que la MFG acaba ocasionando la muerte.

África subsahariana tiene, además, el dudoso honor de estar a la cabeza en embarazo adolescente: la tasa es de 200 cada 1.000 mujeres, la más elevada del mundo. Según datos de Unicef, República Centroafricana, Níger, Chad, Angola y Malí se encuentran en lo más alto de la tabla. Además una mujer africana embarazada, tiene 180 veces más posibilidades de morir que una mujer en Europa occidental: 900 muertes por cada 100.000 nacimientos según la OMS, frente a 7,3 en la UE.

Es imprescindible poner en valor a la mujer africana (y afrodescendiente), generar los engranajes políticos que permitan su desarrollo profesional y personal, abolir practicas supuestamente culturales que atentan contra los DDHH y la vida de niñas africanas y conocer, reconocer y visibilizar al 11% de la población femenina mundial.

Nosotras lo hacemos, como siempre, por la vía del arte y la cultura. Traemos a mujeres negras poderosas, mujeres que hablan de mujeres negras, de su cultura, que reivindican a ese 11% de la población femenina mundial y a las afrodescendientes, que pintan o escriben su lugar en el mundo con un “aquí estamos” rotundo.

Las mujeres africanas, claves en los aspectos sociales, económicos y culturales de sus países de origen pero cuya participación en dichos procesos ha sido sistemáticamente invisibilizada, están conquistando, afortunadamente, espacios de poder. También en el arte, por supuesto.

Bianca Nguema

Pintora de las #afrowomenpower como ejercicio de reconocimiento para aprender de ella misma y de las suyas. Mostrar su trabajo que siente que pertenece, también, a las mujeres que pinta.

Miriam Esohe.

Dueña de una voz única, esta mujer polifacética pasa del lápiz a la acuarela o la tinta china con la elegancia de una bailarina. Creativa y muy potente (el visionado de sus cuadros hiperrealistas es obligatorio)  sus obras de trazo suave y definido, son protagonizadas por mujeres, naturaleza y mandalas.

Montserrat Anguiano

Su obra refleja la unión y fuerza del pueblo negro y es un compromiso con este. Pinta a las olvidadas, a las sin nombre. Es una obra primaria y de denuncia, según sus propias palabras, en la que se observa colores vivos y mucha, mucha expresividad

Lydia Mba

Ilustradora madrileña que pinta mujeres negras, únicas, poderosas y les da visibilidad en el mundo de la ilustración.

Alejandra Salmerón Ntutumu

Murciana de nacimiento, sus raíces entronca con Guinea Ecuatorial, donde nació su madre. Siendo niña, Alejandra observó de que las niñas de piel oscura y cabello afro nunca comían perdices, ni eran princesas ni heroínas en los cuento. Unos cuantos años después y  de la mano de Lydia Mba emprendió  el proyecto Potopoto para que los pequeños dispongan de más referentes a través de la literatura infantil.

Thandiwe Tshabalala

Sus ilustraciones son una declaración de intenciones sobre lo que significa ser negra, ser mujer y ser feminista. Trata temas como las relaciones entre blancos y negros en la apropiación cultural,  Beyoncé, la política de Nelson Mandela. Todo en ella hace pensar que va camino de convertirse en un referente.

 

 

 

Compartir
17 Oct 2018 no comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies