Saber y reír o cuando la misoginia se instala en YouTube

Posted by Maria Angeles Lorenzo in Agencia, Artículos

La misoginia ha campado especialmente a sus anchas en el campo de la comedia, en el que los estereotipos de género han estado intensamente arraigados. ¿Subir a un escenario y hacer comedia? Para las mujeres es casi tan difícil como alcanzar un puesto directivo y lo mismo ocurre en YouTube. A las mujeres cómicas la comunidad youtuber y sus usuarios hombres las tratan con condescendencia y paternalismo y la idea machista de que las mujeres no hacen gracia es una constante. Ya lo decía Jardiel Poncela:  “El hombre que se ríe de todo es que todo lo desprecia. La mujer que se ríe de todo es que sabe que tiene una dentadura bonita”.  En el mundo del humor se las conoce menos, se las programa menos, se las promociona menos, o se las selecciona siguiendo unos requisitos estéticos que a los cómicos no se les exige.

En el terreno científico ocurre lo mismo. A las divulgadoras científicas se las reclama por el hecho de ser mujeres y por su relación como tales con la ciencia y no para hablar de sus campos de investigación, de la ciencia en sí. El 14 % de los comentarios que reciben las mujeres que hablan de ciencia y tecnología en YouTube son críticos, el 4,5 % tienen que ver con su apariencia y casi el 3 % son sexistas o tienen alguna connotación sexual, algo que sucede mucho menos en los canales protagonizados por hombres.

Las cosas típicamente femeninas parecen ser de segunda y las ciencias y el humor son negociados exclusivamente masculinos y, obviamente, muchísimo más importantes. Hacer frente a las críticas en YouTube es para muchas mujeres  algo agotador y frustrante y los comentarios del tipo “a fregar”, “calla fregona” o “melafo” (por me la follo), “no estás cualificada” o  “tu voz es horrible” o críticas a su ropa, su cara o a su estilo de vida suelen aparecer con frecuencia en las cajas de comentarios.

¿Sorprendentemente? parece ser que las youtubers reciben más comentarios y tienen una mejor ratio de suscripciones por cada ‘like’ (nos preguntamos si influye el hecho de ser mujeres y creemos que la respuesta es afirmativa). Incluso el porcentaje de comentarios positivos es algo mayor que en el caso de los hombres, aunque algunas de estas supuestas ventajas, podrían ser consecuencia de la propia condición de mujer.

¿Es posible desarrollar una política equilibrada que permita la libertad de expresión al tiempo que bloquee o margine los discursos del odio, la misoginia que flota en los canales de YouTube de divulgadoras científicas y cómicas?  Una cuestión que se hace extensiva a otras redes sociales y que forma parte de los debates políticos, sociales y culturales sobre el uso de la tecnología.

Teniendo en cuenta todo lo anterior y con la intención de aportar nuestro granito de arena en la visibilización de grandísimas profesionales en el campo de la divulgación científica y el humor, os presentamos a unas cuantas

 

Déborah García Bello. Nacida en A Coruña en 1984. Química y divulgadora científica, su canal en YouTube, Déborahciencia supera los 24.000 suscriptores. Desde 2016 es la directora científica de las jornadas «Ciencia y Arte» de la Universidad del País Vasco y el Museo Guggenheim de Bilbao, investigadora en el Centro de Investigaciones Científicas Avanzadas (CICA) de la Universidad de A Coruña, donde estudia la relación entre la ciencia y el arte contemporáneo, que es el tema de su tesis doctoral… Y mucho más

Patri Tezanos. Madrileña. 1989. Graduada en Psicología con especial interés en la psicobiología y neurociencia, lo que la lleva a estudiar un Máster en Neurociencia a la vez que investiga en el área de Psicobiología.  Antroporama  nace en 2013 como medio para compartir todo eso que estudia. Su canal cuenta con más de 280.000 seguidores

Andrea Crompton.  Youtuber y cómica. O al revés. Esta madrileña, nacida en 1991 vio la luz en como humorista en Vine en forma de doblaje cómico más que de sketch de 6 segundos. Aunque las mini escenas de humor con su hermana o Anton Lofer funcionaban genial, el formato que diferenció a Andrea del resto de los viners fue el doblaje absurdo de cualquier cosa que veía en televisión.

Abi Power.  Se llama Abigail Frías y es más conocida como Abi Power. Empezó haciendo vídeos en YouTube con su personaje Adelita Power, su “hermana cezy” que nació en el teatro y ella utilizó para hacer parodias en la plataforma online. Años después de su despegue como ‘youtuber’, esta jerezana de 28 años apareció en ‘Sin Rodeos’, la última película de Santiago Segura, y ha llegado muy alto con su programa y ‘podcast’ Señoras Fetén (copresentado con Penny Jay) , donde deja claro que la comedia hecha por mujeres y con trasfondo feminista puede ser todo un éxito.

Penny Jay. Penny Jay se llama Sara García, organiza ‘Riot Comedy’ (un open mic de comedia femenina) que se estrenó en Madrid el 17 de mayo  de 2018 y que poco a poco ha ido llenando salas y convirtiéndose en referencia del humor femenino (y feminista) Además, Penny  tiene un canal de Youtube y un perfil de Instagram con más de 20.000 seguidores. Y copresenta Señoras Fetén con Abi Power entevistando, junto a RoEnLaRed, a las invitadas.

Compartir
17 Sep 2019 no comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies